Ruta:
Inicio

Bienvenidos a la portada

Fruta del Norte: La Manzana de la discordia

Imprimir PDF

Monitoreo comunitario participativo y memoria colectiva en la comunidad de El Zarza

Autoría: María Fernanda Solíz Torres, Alía Yépez Fuentes, William Sacher Freslon

Universidad Andina Simón Bolívar, Clínica Ambiental y MiningWatch

fruta del norteYantzaza es un cantón en la provincia de Zamora Chinchipe, ubicado en la ribera del río Zamora. El origen de su nombre proviene del shuar y significa "valle de las luciérnagas". Las luciérnagas, escarabajos de luz, han sido uno de sus más antiguos habitantes, aman la humedad y la oscuridad de la noche, su presencia simboliza el equilibrio de los ecosistemas, la riqueza de la biodiversidad y la abundancia del agua.

Por este cantón, atraviesa el majestuoso bosque protector Cordillera del Cóndor, uno de los ecosistemas más frágiles y biodiversos del país (ITTO2009). Según las empresas mineras, yacimientos de cobre y oro se ubican debajo de estas tierras. Fruta del Norte es uno de ellos y ha sido a lo largo de los años, la manzana de la discordia.

El epónimo proyecto megaminero, Fruta del Norte, está situado en Los Encuentros, parroquia del cantón Yantzaza, y afecta directamente a las comunidades Santa Lucía, La Libertad, Jardín del Cóndor, El Zarza, El Playón, San Antonio (desaparecida) y Río Blanco. Alrededor de la comunidad El Zarza, se ubica el refugio de vida silvestre del mismo nombre, que es parte del bosque protector Cordillera del Cóndor y que se encuentra dentro del SNAP.

Nuestro libro teje la historia de estas comunidades, que habitaron y defendieron la cordillera, que dotaron a los territorios de vida y contenido. Narra las disputas que, durante décadas, permearon su vida social, material y simbólica. Visibiliza las cuidadosas estrategias utilizadas por las empresas mineras canadienses, para hacer lo que el país vecino no consiguió en las múltiples guerras fronterizas, apropiarse del yacimiento de oro más rentable del país, desplazando a familias, cerrando escuelas y controlando la vida de la parroquia Los Encuentros y el cantón de las luciérnagas.

Descargar publicación

I Concurso de Investigación en Contaminación petrolera y afectaciones en salud colectiva

Imprimir PDF

tripticoLa Unión de Afectados por las Actividades Petroleras de Texaco (UDAPT), es una organización de campesinos e indígenas que desde hace 25 años han acompañado el juicio contra la empresa Texaco a la espera de que se haga justicia a las graves afectaciones ocasionadas por esta empresa en las provincias de Orellana y Sucumbíos. La Clínica Ambiental es una organización cuyos principios fundacionales buscan la reparación de los socioecosistemas, no solo del tejido social, sino de los derechos de la naturaleza. La Universidad Andina Simón Bolívar-Sede Ecuador, es una institución académica de prestigio internacional que impulsa desde su Área de Salud una investigación centrada en la epidemiología crítica que analiza la salud desde la determinación social.

Estas tres instancias acuerdan convocar al “I Concurso de Investigación sobre contaminación petrolera y salud colectiva” que permita hacer visible los impactos que esta actividad ha ocasionado en la población y con propuestas para una reparación ordenada, que sirva de base para políticas públicas que permitan una Amazonía más solidaria, que recupere su equilibrio y soberanía alimentaria, salud y sustentabilidad.

El objetivo es que el personal relacionado con la salud y la vida de toda índole que opera en unidades de salud de las distintas instituciones públicas y privadas, acometa la tarea de recolectar información, procesarla, analizarla y presentarla como una reflexión de su práctica cotidiana, y que de luz sobre el trabajo a realizar para mejorar la salubridad desde la recuperación de la salud ambiental.

Para descargar las bases pdfhaga clic aqui

Noticias Clínica Ambiental

Imprimir PDF

Salud de comunidades en las que operó Texaco

Imprimir PDF

Este es un video elaborado por el documentalista Pocho Alvarez que recoge los pormenores y conclusiones del trabajo de investigación sobre la salud de comunidades en las que operó Texaco (2017)

Recuperando la alegría

Imprimir PDF

Informe de salud de comunidades en las que operó Texaco

Imprimir PDF

portada udapt clinEste informe recoge los resultados del estudio solicitado por la UDAPT, coordinado por la Clínica Ambiental y apoyado por la Central Sanitaria Suiza de Romanda, que permitió, entre abril y agosto del 2016 a un  equipo de médicos, geógrafos, antropólogos y sociólogos, con  el apoyo de 35 personas de las comunidades, recoger datos sobre la situación de salud en los poblados donde Texaco-Chevron efectuó su actividad petrolera.

El objetivo es conocer en estas comunidades, donde hoy operan otras empresas dedicadas a la explotación de crudo, cual es la situación de salud de la población expuesta a la contaminación petrolera presente en el agua, suelo y aire. Además, busca analizar el escenario para crear comités que ayuden a recuperar la salud y no quedarse esperando hasta que lleguen los recursos de la sentencia. Esta publicación recoge algunos de los resultados, ordenados por temas, y las propuestas que surgieron en el diálogo con los encuestados.

Este informe adjunta un video elaborado por el documentalista Pocho Alvarez que recoge los pormenores y conclusiones del trabajo de investigación sobre la salud de comunidades en las que operó Texaco (2017)  https://youtu.be/LvirQgDum_o

pdfDescargar publicación

Lo que la mina se llevó: Estudio de impactos psicosociales y socioecosistémicos tras la salida de la empresa Kinross en las comunidades ubicadas en la zona de influencia directa del Proyecto Fruta del Norte

Imprimir PDF

lobro ferCon la venta del proyecto aurífero ecuatoriano Fruta del Norte, desde la multinacional Kinross Aurelian a la firma sueco-canadiense Fortress Minerals Corp., ahora Lundin Gold, las comunidades El Zarza y Río Blanco ubicadas enla zona de influencia directa del proyecto minero, reportan múltiples afecciones e impactos.

La presente investigación se inscribe en el paradigma de realismo crítico, utiliza como método a la epidemiología crítica y pretende, a través de la triangulación de técnicas cualitativas, cuantitativas y espaciales, identificar, caracterizar y sistematizar los impactos psicosociales y socio-ecosistémicos en los tres dominios de la realidad: realidad general (contextos socio-históricos de las dos comunidades de estudio), realidad particular (modos de vida de las familias), realidad singular (estado emocional de los niños/as y adultos).

La investigación presenta sus resultados en seis capítulos, los primeros tres constituyen más bien una aproximación descriptiva, el capítulo uno detalla la propuesta epistemológica, teórica y metodológica del estudio, el segundo capítulo presenta una narrativa histórica del conflicto minero en el Ecuador y el tercer capítulo caracteriza el proyecto Fruta del Norte y las comunidades ubicadas en la zona de influencia directa.

El segundo componente del estudio lo conforman los capítulos cuatro, cinco y seis, aquí se exponen los impactos y afecciones identificadas. A nivel comunitario sobresalen la ruptura del tejido social, el encadenamiento laboral, la transición de economías pequeño productivas hacia economías de pago por servicios (venta de fuerza de trabajo) con la consecuente afección de la soberanía económica, alimentaria y política. A nivel familiar se reportan cambios en la dinámica familiar, en sus modos de producción, en la reproducción social (cuidado y crianza de la vida), en las estructuras de consumo, en las formas de organización social y en la relación con la naturaleza. Finalmente a nivel individual encontramos elevados niveles de sufrimiento mental y alteración psico-emocional en niños/as y adultos que dan cuenta de la intensidad del conflicto.

 

pdfDescargar publicación

Minuto de la Infamia #8

Imprimir PDF

La persona de este vídeo quiso dar su testimonio de cómo está afectado, pero no quiso mostrar su rostro ni su nombre. Lleva años sufriendo una contaminación que acabó con su finca, quebró a su familia y le dejó abandonado y sin condiciones saludables de sobrevivencia. Las imágenes del agua donde alguna vez miembros de su familia cayeron es una muestra más de la infamia con la que actúan las petroleras. También la Defensoría del Pueblo acaba de rechazar darle seguimiento a este caso.  

Minuto de la Infamia #7: Armando Naranjo

Imprimir PDF

Al Sr. Naranjo, en 1988, hace 28 años, le ocasionaron un derrame de más de 500 barriles de petróleo, la empresa Petroecuador, tras removerle la tierra, le dejó ahí mismo el crudo. Su finca, como reconoce la Defensoría del Pueblo en su resolución del 28 de diciembre del 2012, no solo no cuenta con agua potable, sino que ni siquiera la tienen inventariada para darle remediación. Tras muchos reclamos, la empresa le hizo un pozo de agua de donde solo puede sacar aguas de formación, tóxicas para el consumo humano. Es lo que ocurre cuando a las empresas petroleras, que buscan sacar petróleo, se le pide que remedien, cuando no están preparadas para ello, ni saben, ni invierten, ni quieren, pero mantienen en la zozobra a quienes viven alrededor de ellas y de sus derrames. La Defensoría del Pueblo acaba de renunciar a darle seguimiento.

Minuto de la Infamia # 6: Gloria Vera

Imprimir PDF

La señora Gloria Vera acaba de abandonar su finca. Después de años de denuncias por la contaminación, después de tocar a todas las puertas de las instancias oficiales para que se le haga justicia, después de tener que pasar por el hospital ella y su hijo con la vida comprometida, después de que la DPE emitiera una resolución a su favor, se tiene que ir porque el cementerio de sustancias tóxicas de la vecina CORENA le ha vuelto la vida imposible, porque Petroecuador hizo caso omiso de la Resolución Defensorial y la DPE se lo permitió y porque se cansó de ver morir al poco ganado que le quedaba, incompatible con el crudo en el agua que le vierten las empresas. La señora Gloria tiene que irse porque quiere seguir viviendo y las empresas no dejan otra alternativa, acaban con la dignidad de quienes viven a su alrededor.

Minuto de la Infamia #5: Pablo Calero

Imprimir PDF

El Sr. Pablo Calero, en el recinto Juan Montalvo del recinto Shushuqui, refiere estar contaminado desde 1986 (30 años) por medio de piscinas de aguas de formación. Con una de ellas sufrió pérdidas de 15 cabezas de ganado. En la actualidad ya ha dejado de tenerlo porque todo se le muere. En la inspección realizada con la DPE en 2011, los ingenieros de Petroecuador manifestaron que esa finca “no existe en el inventario de los pasivos ambientales en el sector”, a pesar de haber presentado 14 denuncias dirigidas a Petroproducción, DPE, Asambleistas, Municipio, Corte Superior de Justicia, Junta Parroquial de Pacayacu. Ha perdido ganado, chancos, gallinas, pero sobre todo familia que han desarrollado cáncer. Hasta el momento no ha recibido ni respuestas ni apoyos.

Back to top

Copyright © Clinica Ambiental 2018

Template by Joomla 2.5 Templates & Joomla Szczecin.